del 19 de diciembre de 2018 al 13 de enero de 2019

Desde mi primera visita a Norteamérica en 2012, la fotografía se ha convertido en una fuente de inspiración estética y en un camino de exploración continua de la naturaleza. Comencé este proyecto artístico en las inmediaciones de Nebraska, inmersa en las grandes llanuras del medio oeste, atraída por un paisaje embriagador. El punto de partida fue la ciudad de Lincoln (NE), donde comencé a caminar con mi cámara sin una idea preconcebida, persiguiendo la sorpresa, el hallazgo de lo desconocido. Desde ese momento, asumo la creación fotográfica como un acto que va más allá de la representación visual, creando imágenes que se alejan de la lógica perceptiva de la realidad. Una realidad alterada continuamente por el pensamiento y el comportamiento humano. Mi percepción del paisaje quedó transformada por la grandeza de los espacios naturales de Estados Unidos, y sumida en un estado de profunda sensibilidad, comprendí la importancia de expresar el misterio de nuestra relación con la naturaleza. Un diálogo lleno de incertidumbre y belleza que me lleva a concebir el paisaje como un espacio de continua experimentación. Esta experimentación marca el devenir de estas imágenes, que son [des] cubiertas en la inmediatez de lo vivido. Vivo para sentir, observando el mundo a través del objetivo de mi cámara. Interpretemos pues estas imágenes como una re-visión de lo sentido, y un nuevo modo de ver la realidad. El acercamiento a núcleos paisajísticos muy diversos y diferentes de aquellos que percibo en el sur de España, donde nací y resido, me suscita la necesidad de mostrar una nueva ventana al mundo. Una ventana desde la que narrar los lazos que hilvanan a la naturaleza con la fotografía.

Antonia Blanco nace en Torredelcampo (Jaén) en 1986. Artista e investigadora, actualmente es profesora de Historia del Arte en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, en el Departamento de Escultura e Historia de las Artes Plásticas. Ha obtenido varias becas entre las que destacan en 2018 Beca para la Movilidad e Intercambio de Investigadores/Profesores de la Universidad de Sevilla y la Universidad de California, Berkeley,  2011/2015 Beca predoctoral o de Personal Investigador en Formación (PIF) del Plan Propio de la Universidad de Sevilla, durante un periodo de cuatro años, comprendido entre julio de 2011 y julio de 2015 y en 2009 Beca de pintura, organizada por la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, durante el mes de agosto de 2009, en Segovia.

Ha realizado varias estancia de investigación artística. En 2018 en la Universidad de California, Berkeley (EE.UU.), en 2014 en el Center for Art + Environment, en el Museo de Arte de Nevada, en Reno, Nevada (EE.UU.), etc….

En el año 2017 fue Premio Extraordinario de Doctorado por la Universidad de Sevilla.

Desde el año 2003 hasta la fecha muestra su trabajo con reguldaridad en exposiciones individuales y colectivas.