del 26 de Septiembre al 21 de Octubre de 2018.

Fuimos alumnos del taller fotográfico de autor impartido por Paulina Aleshkina “El Mundo de los Objetos”, donde el tema esencial es el tratamiento de la naturaleza muerta.

Durante el curso aprendimos a estar siempre buscando nuevas formas expresivas, trabajando con diferentes objetos, texturas y materiales.

En estas obras se ofrece una mirada particular al objeto, que siempre es algo más que un mero objeto. Como en cualquier arte lo intentamos transformar, le quitamos su funcionalidad diaria y le asignamos un nuevo sentido, creando un orden nuevo de las cosas. Nos gusta escribir poemas, pero en vez de hacerlo con palabras, lo hacemos con  objetos cotidianos. Siempre buscamos una o varias lecturas nuevas y diferentes. Recuperamos la mirada limpia de los niños que fuimos, sin saber aún para que sirven las cosas. El significado lo inventamos nosotros.

Mar Fanlo comenzó en el mundo de la fotografía de la mano de un compañero de trabajo que la animó a apuntarse a un curso en Spectrun Sotos. Con espíritu inquieto y creativo, nada que ver con su profesión, encontró en este expresión artística su gran pasión en la que lleva inmersa más de quince años.

Enrique Fantova empezó su formación en la Galería y Escuela de Fotografía Spectrum Sotos donde realizó la totalidad de sus cursos. Pedro Avellaned fue su maestro retratista y quien inculcó su amor por el retrato. Paulina Aleshkina fue la profesora que mayor influencia tuvo a la hora de cambiar su visión para con la fotografía y buscar su propio estilo.

Belén Gil, siempre apasionada de las disciplinas artísticas encontró en la fotografía una vía para dar rienda suelta a la imaginación. Gracias al estudio del bodegón descubrió una forma de dar vida a objetos inanimados y se sintió especialmente atraída por la posibilidad de dotarles de un nuevo significado.

Carolina Rosel siempre se ha sentido atraída por el arte y la magia de poder crear. Lo hace a través de la pintura usando óleos, tintas, relieves. Más adelante se formó en fotografía en la Escuela de fotografía Spectrum Sotos y fue allí donde Paulina Aleshkina le transmitió su pasión por el bodegón.

Alejandro Ruiz, apasionado de la montaña desde su primera juventud, quiso retratar la belleza de los paisajes a través de la fotografía. Con los cursos de Paulina ha querido explorar su vertiente más creativa y conceptual además de ampliar su formación teórica y descubrir a grandes artistas que le han servido de inspiración.

Teresa Sánchez siente desde muy antiguo la llamada del arte gráfico. Para ello, utiliza el óleo y la acuarela, tiempo más tarde descubre y se desenvuelve con agilidad en el de la fotografía. En ese campo su encuentro con el bodegón es reciente, pese a ello su madurez queda reafirmada.