del 21 de Enero al 13 de Marzo de 2016

No tengo ningún concepto. Todo es muy sencillo. Para mí la fotografía es un placer, empezando por la idea que nace en mi mente hasta los últimos retoques con el photoshop o revelando en el cuarto oscuro.  En esta exposición os presento tres series diferentes: Color Tales (cuentos en color), Distorted Gravity (la gravedad distorsionada) y The Aquatic (lo acuático).

Los Cuentos en Color es mi primera serie de importancia. El nombre lo explica todo. Lo más importante en estas fotos es el efecto emocional que producen los colores y la historia que quiero contar al espectador. Estos cuentos no están atados a ningún tiempo ni época ni tienen reglas. No quiero contar todo en el cuento y dejo la historia inacabada o incluso abstracta. Para mí son simplemente imágenes en tanto que estados de ánimo. Intento que el espectador mirando la imagen desarrolle su fantasía y acabe el cuento a su manera.

La serie Distorted Gravity fue creada para reflejar el estado de ánimo que cada persona puede tener cuando notas que las leyes de la física y de la gravedad dejan de tener sentido y dejan de funcionar. Eso nos pasa en estados que todos hemos pasado, por ejemplo cuando estamos enamorados o estamos absorbidos en un proceso en el que no nos damos cuenta que el tiempo está pasando, o cuando estamos en nuestros sueños. Y parece que nuestro cuerpo se desdobla o vivimos lo habitual pero de una manera diferente y extraordinaria.

La serie Aquatic tiene sus raíces en mis sueños sobre el agua. Tuve muchos sueños hermosos y surrealistas y cuando me despertaba tenía muchas ganas de plasmar lo que había soñado. Pero el proceso de plasmar mis sueños en las fotos me lleva mucho tiempo. Una de las fotos del proyecto apareció tres años más tarde de mi sueño.

Anka Zhuravleva, nacida con el nombre de Anna Belova. nace el 4 de diciembre de 1980. Durante su niñez se divierte con las pinturas de su madre y los libros de arte. En 1997 entra en el Instituto de Arquitectura de Moscú siguiendo los pasos de su madre. En poco tiempo pierde a sus padres. Estos acontecimientos cambiarán su vida drásticamente. Trabaja en un salón de tatuajes, canta en un grupo rock y comienza a beber.  Para poder subsistir trabajará como modelo apareciendo en las revistas como Playboy y XXL. Pero este trabajo no le atrae y lo ve sólo como una fuente para ganar dinero.

En 2001 trabajará en la empresa de producción de cine más importante de Rusia, Mosfilm Studios, en post-producción.  Ese mismo año, un amigo suyo la invita a pasar unos días a San Petersburgo en casa del compositor y músico Alexander Zhuravlev y donde se instalará un mes más tarde.  Hace una serie de trabajos gráficos intentando encontrar su camino dentro del arte. Un año después, un pintor conocido ruso amigo de su novio, le enseña la técnica de la pintura al óleo y durante unos años se dedicará a la pintura exponiendo en varias ocasiones. Sus trabajos están en colecciones privadas de Rusia y otros países.

A partir del 2006 empieza a trabajar en la fotografía y a partir de aquel momento expone en varias galerías, realiza trabajos fotográficos para varias publicaciones y en el año 2013 se traslada con su marido a Oporto.