del 18 de Febrero al 21 de Marzo de 2021

Esta idea surgió a raíz de mi admiración por Japón, que se materializó durante mi último viaje allí durante un año. Es el resultado de mi percepción del sistema imperante y el estilo de vida actual. La intención no es criticar ese sistema o a su sociedad, sino visibilizar las consecuencias que propician ese sentimiento de aprisionamiento.

Crow People es un proyecto de arte digital en el que se retrata una serie de personajes que simbolizan esta maraña existencial. Utilizando a los asalariados o salary men japoneses como trabajadores prototipo, y los postes eléctricos que simbolizan un sistema que despliega sus tentáculos por toda la nación, se crea una metáfora de esa situación, de esas sensaciones y emociones tan difíciles de expresar para la sociedad. Los personajes se enredan, se retuercen, se asfixian, se agotan, se resignan… Con rostros casi hieráticos, con vértigo y temor a liberarse de una red que saben que si cede, les dejará caer al vacío. Desde este escenario, el proyecto invita a reflexionar sobre los verdaderos significados de conceptos como la libertad, la voluntad, el control, la autorrealización o la alienación, expropiándose de sus sentidos comúnmente aceptados y convirtiéndose en una hoja en blanco para redefinirse a voluntad del propio espectador.

Japón, uno de los países más ricos y poderosos, posee también una de las tasas de suicidio más altas del planeta. El rendimiento laboral, las jerarquías sociales, la exigencia de los estándares de excelencia, la competitividad, la dificultad para conciliar la vida familiar y una cultura que reprime la exteriorización de las emociones conforman un círculo de alienación que lleva al individuo a cuestionarse su propia existencia. Nuestros deseos como individuos se topan de bruces con la pared del sistema, pues ella ordena superponer el bienestar colectivo al personal. Sabemos cuál es el resultado de este sometimiento colectivo en términos de enriquecimiento económico ¿Pero cuál es el coste a nivel individual y psicológico?

EMILIO SANTIAGO. Fotógrafo y artista digital sevillano residente en Madrid, tiene 31 años, nacido en la provincia andaluza de Sevilla y actualmente viviendo en Madrid. Se dedica desde hace siete años a la fotografía a modo parcial. Sus estudios de arte y posteriormente de Realización de Audiovisuales y Espectáculos y otros intereses como el mundo de los viajes, la música o la cultura japonesa, han ido influyendo en el estilo de su obra inclinando su interés a la fotografía artística. Realiza proyectos fotográficos con regularidad, con empatía hacia temas sociales y recurriendo a menudo a la ficción. Su obra fotográfica es elaborada por medio de sesiones preparadas con personas que protagonizan una historia. Su trabajo busca visibilizar y reflexionar sobre temas sociales o humanos mediante la ficción.

 

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas como en AIR Gallery (Manchester), Fluffy Crimes Art Space (Chicago) o el festival de fotografía emergente BFoto en Barbastro, así como en varias exposiciones individuales en centros culturales de Madrid.