Del 2 de abril al 5 de mayo de 2009

Vicky Méndiz nos presenta en Kokoro un diario íntimo de su viaje a Japón. Las imágenes reconstruyen a través de la memoria ese viaje. Fotografías poéticas y oníricas tomadas de la realidad cotidiana, dónde la presencia de lo efímero y del azar están presentes tanto en los temas seleccionados, como en el tratamiento de las luces, o en el fuera de campo de las imágenes.
Observaciones sutiles y lentas de ese mundo imaginado formado por fragmentos de seres, paisajes y lugares sagrados, espacios íntimos, pequeños objetos cotidianos que nos hablan del sentimiento de melancolía por el paso del tiempo, el Mono-no-aware, tan arraigado en la cultura japonesa.
Este concepto, que proviene del budismo, define el corazón y la estética de la tradición nipona, expresa elsentimiento de belleza profunda ante todo lo que es efímero, frágil y cambiante en la naturaleza. Ese sentimiento de dulce y conmovedora tristeza ante la naturaleza perecedera del ser contingente, que nos muestra Sei Shonagon en su diario Makura no Soshi o Murasaki Shikibu en su novela Genji Monogatari.

Vicky Méndiz (Zaragoza 1978) se licenció en Historia del Arte, estudió Gestión Cultural y obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados con la tesina sobre la obra del fotógrafo Pedro Avellaned. Aquí comienza su interés por el mundo de la fotografía que le lleva a estudiar Fotografía Artística en la Escuela de Arte de Huesca.
Desde el año 2001 participa activamente en exposiciones colectivas en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza, Museo de Huesca, Museo de Teruel, Palacio de Sástago o Cuarto Espacio de la Diputación de Zaragoza, realizando proyectos individuales, cómo su intervención Vouyeur en el Proyecto Corner del Espacio para el Arte de Caja Madrid en 2006, o el proyecto Kokoro, un viaje a Japón en el 2007. Año en el que fue artista invitada en el proyecto S-AIR del Inter Cross Creative Center de Sapporo, Japón.
En el 2008 destaca su presencia en Descubrimientos PhotoEspaña, Su obra forma parte de diversas colecciones del Gobierno de Aragón, Fundación Norte o Fundación Uncastillo. Actualmente elabora diversos proyectos de ámbito artístico como «La Tela del Tiempo» en la que continua su línea de trabajo sobre el mono-no-aware para adentrarse en el misterio de lo cotidiano a través de la sinestesia.